Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Alquiler de coches
Vuelos baratos

Historia de Singapur

Edificios en Marina Bay
Edificios en Marina Bay

El Puerto de Temasek o "Ciudad del Mar" como antiguamente se denominaba, fue destruido por los javaneses en el siglo XIV y rebautizado como Singapur, "Ciudad del León", por el príncipe Parameswara el "Alejandro Magno" malayo, fundador del Sultanato de Malaca.

Singapur era una aldea de pescadores hasta 1819 en que el marino británico Sir Thomas Stamford Raffles, la compró al sultán de Johore por cuenta de la Compañía de las Indias Orientales, con el fin de abrir una ruta a China e impedir el avance los Neerdanleses en la zona.

En 1823 la Compañía incorporó Singapur al principado británico de Bengala. En 1826, junto a Malaca y Penang, pasó a formar parte de las Colonias de los Estrechos, dependiente del gobierno británico.

En 1837 se convirtió en capital de las Colonias sustituyendo a Penang.

Su posición estratégica y su estatus de puerto libre convirtieron a Singapur en un importante centro comercial que atrajo numerosa inmigración china que pronto superó a la población malaya.

Paso obligatorio entre el Índico y el Pacífico y escala para los navíos británicos entre la metrópoli y Hong Kong, Japón e Indochina, vivió un gran auge comercial convirtiéndose en el centro mundial del caucho, importancia que se incrementó con la apertura del canal de Suez en 1869.

Singapur en la Segunda Guerra Mundial

En 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, Singapur fue ocupada por las fuerzas japonesas de Malasia a la que cambiaron de nombre por Syonan o "Luz del Sur". Tres años y medio después, el 6 de septiembre de 1945, fue recuperada por las tropas británicas.

En 1946 Singapur recibió el estatuto de colonia británica, separada de Penang y Malaca.

Tras varias revueltas, en 1959 Gran Bretaña reconoció la autonomía del estado de Singapur, dentro de la Commonwealth.

En 1963, Singapur consiguió la independencia total y se integró en la Federación de Malaya pero dos años después, en 1965, se separó de la Federación por discrepancias con el gobierno federal y se convirtió en Estado soberano.



Desde entonces, una política internacional neutralista y de acuerdos comerciales han llevado a este pequeño estado, el más pequeño de los países del sureste asiático (con unos 700 kilómetros cuadrados, igual que la isla de Menorca), a un continuo crecimiento demográfico, comercial y financiero.

Este crecimiento le ha obligado a expandirse en sus aguas territoriales provocando enfrentamientos diplomáticos con los países vecinos. Nueve nuevas islas han surgido del mar, el propio Aeropuerto Changi se construyó sobre terreno ganado al mar. A Singapur se le ha llamado "la isla creciente".