Jardines de la Bahía

Gardens by the Bay son unos jardines de récord en pleno Singapur. Albergan la catarata más alta del mundo, el mayor invernadero de cristal del mundo y unos superárboles de 50 metros de altura.

Jardines de la Bahía

Los Jardines de la Bahía (Gardens by the Bay) constituyen el mayor parque de Singapur y se han convertido, por mérito propio, en el símbolo de la ciudad y en su atracción más popular. Tienen una extensión de 101 hectáreas y acogen más de un millón de plantas de los cinco continentes.

Tras casi 5 años de construcción y más de 1.000 millones de dólares de inversión, los Jardines de la Bahía de Singapur fueron inaugurados en junio de 2012, dando un paso más para lograr el objetivo del gobierno, ser “una ciudad dentro de un jardín”.

Además de las plantas, el agua y el propio paisaje, en la inmensidad de los jardines también hay varias estructuras, donde merece la pena destacar los “Superárboles” y los invernaderos.

Superárboles

Los “Superárboles” (Supertrees) son las estructuras más icónicas del parque. Estos 18 gigantes de entre 25 y 50 metros de altura, además de dotar la atmósfera con un aire mágico, están envueltos por un jardín vertical exterior, y cuentan con paneles solares en su parte superior.

La mayoría de estos “árboles” se encuentran en la zona conocida como Supertree Groove -en el centro del parque-, y, si queréis ver los jardines desde las alturas, los dos más grandes están comunicados por una pasarela de 128 metros de longitud.

Al anochecer, la iluminación de esta zona es magistral.

Invernaderos

Las dos estructuras más grandes de los Jardines de la Bahía son sus invernaderos, dos enormes cúpulas recubiertas de miles de paneles de cristal conocidas como Cloud Forest y Flower Dome.

El primero de ellos, Cloud Forest, se construye alrededor de una montaña artificial de 35 metros de altura donde se esconde la catarata interior más alta del mundo. Según se desciende por la montaña, se van viendo los diversos hábitats que existen en función de la altitud, ya que acoge plantas que habitan a más de 2.000 metros de altura.

Por su parte, con más de 12.000 metros cuadrados, Flower Dome está catalogado como el mayor invernadero de cristal del mundo. En su interior encontraréis flores de todos los lugares del mundo.

Imprescindible

Por decirlo de una forma resumida, no podéis visitar Singapur y no adentraros en los Jardines de la Bahía. Tanto de día como de noche, la imagen es espectacular. Es como estar en un cuento, o mejor aún, en la película de Avatar.

Respecto a las atracciones de pago, como los invernaderos o la pasarela, no podemos catalogarlos de imprescindibles, y además el precio es un poco elevado.

Horario

Todos los días de 9:00 a 21:00 horas.

Precio

Invernderos:
Adultos: 28SGD.
Niños de 3 a 12 años: 15SGD

Pasarela: 
Adultos: 20SGD.
Niños de 3 a 12 años: 12SGD.